miércoles, 15 de diciembre de 2010

It's London, baby!

Añoro Inglaterra, la añoro de verdad. Me encanta el inglés, mi sueño es ir a vivir a Nueva York, o estudiar en un país de habla inglesa como es mi añorada Inglaterra. Desde hace dos años, en verano voy a un campamento de 3 semanas allí y os puedo prometer, que me siento...me siento...¡me siento estupendamente cuando estoy allí! Por eso quiero volver, a escuchar ingleses hablando, a ver el Big Ben, a visitar calles de Londres hasta que no sienta los pies, porque realmente se echa de menos lo que te hace feliz.

Miss you so much my dear England!

Somos tres, ¿para qué queremos más? (bea,elena y ana)

No recuerdo el momento en que empezó todo esto, ¿y vosotras? Supongo que no, eramos demasiado pequeñas para darnos cuenta. Pero exactamente el día 12 de junio de 1996 nació la última persona para completar esta bonita amistad. Hemos pasado malos ratos, pero son más abundantes los buenos, que son los que hay que recordar. De pequeñas jugabamos a los bebes y a las myscenes, ¡míticos juguetes que todavía sobreviven en mi cuarto! Un poco más mayores, a los 10, empezamos a imitar a lo que nos hemos convertido hoy en día;adolescentes. Jugabamos con móviles de mentira, nos pintabamos la cara. Escribiamos historias, libros y cuentos con la alegría de pensar que algún día se publicarían. Ahora ya no somos tan divertidas, pero no hay quién se aburra con vosotras. Nos dedicamos a vagar cual perro abandonado por las calles de nuestra ciudad: Valladolid. A resguardarnos del frío si es invierno, y a entrar en calor cuando el sol nos pega muy fuerte. El ordenador es nuestro nuevo modo de comunicación, el telefóno un añorado amigo con el que te pasarías horas. Pero aún así, nos encanta recordar, cuando hacíamos todas esas cosas de renacuajas, nos encanta recordar el tiempo que llevamos juntas. Me enorgullezco de conoceros, y jamás me arrepentiré, es una cosa que tengo demasiado clara. Gracias por el mayor regalo que me podiaís dar, vuestra amistad.
 

Colorín ,colorado, este cuento no ha echo más que empezar.

Como empezar...supongo que, ¡hola!
No sé ni por que empiezo a escribir un blog, ni por qué ni por quién. No le encuentro explicación. Supongo que necesito algo para compartir con el resto del mundo, sentirme escuchada y atendida. Durante mi vida, o lo que llevo vivido de ella, no he sufrido grandes cambios; estoy en esa etapa de la adolescencia en la que necesitas por activa y por pasiva sentir que estas madurando. Tanta gente piensa que al fin lo ha conseguido que: ¡chas!. Se desilusionan al ver que no son más que unos niñatos, que no saben nada de la vida. Por eso queremos cometer errores, queremos tragarnos nuestro orgullo y saber qué es lo más acertado para hacer en el determinado momento. Es difícil decir el momento exacto en el que yo me di cuenta que me pasaba esto, pero no hace mucho.

Tan sólo tengo 14 años, en camino de los tan ansiados 15; todavía albergo la esperanza de sufrir un repentino cambio que ayude a mi autoestima a subir un poco; mucho me temo no será así. Decepciones grandes que te da la vida, pero; ¿quién dijo que fuese fácil?